De cómo vimos a España ganar en Londres

Sin duda, estos últimos han sido grandes años para el deporte español pero 2010 guardará un hueco especial en nuestros corazones como el año que vimos a la Roja hacerse campeona del mundo. Habrá abueletes que hayan visto a España quedarse en el camino una y otra vez desde nuestro debut en 1934, habrá bebés que no tendrán memoria de Sudáfrica 2010 y yo “sólo” he tenido que sufrir 6 torneos, pero todos tendremos una historia que contar a nuestros nietos. Y esta es la mía:

El que me conozca sabrá que desde pequeño fui acérrimo fan del Real Madrid C.F. influenciado por mi hermano y primos mayores, pero mi devoción por el fútbol empezó a decaer diría que con el cambio de milenio. No obstante, España es España y el fútbol es el fútbol y aunque no estuviera tan puesto en la alineación el sentimiento era el mismo.

He de reconocer que siempre perdía la fe (en el deporte más que en el equipo) mundial tras mundial, sobre todo desde que “se fue” Raúl y desde el atraco a mano armada de Corea y Japón ’02, pero cada 4 años, la ilusión de una nueva oportunidad renacía como si ya no existiera el recuerdo del fatídico Italia-España del 94, con el Salinazo y el infame codazo de Tassotti. Nos vi caer ante Zidane y compañía en Alemania rodeado de mis compañeros de residencia en Sevilla y recuerdo lo silencioso que fue el desayuno en el comedor a la mañana siguiente, pero ya nos vengaríamos del anfitrión dos añitos después cuando Torres (por mucha rabia que me dé) nos dio la Eurocopa.

Este mundial me ha tocado vivirlo en Londres y sinceramente, es lo mejor que me podría haber pasado. Ha sido una experiencia completamente diferente y me ha dado recuerdos imborrables. Lo que empezó siendo otro mundial más se ha convertido en una de las experiencias más inolvidables de mi vida.

Al principio era eso, un mundial más en el que llegar lo más lejos posible, pero este año quizá todos teníamos más esperanzas porque sabíamos que contábamos con un equipazo.

Elegimos como lugar de visionado y apoyo a La Roja el Sports Café de Haymarket, ya que mi hermano Rodri y Javi Garrido habían visto allí ya varios partidos de Liga y Champions y el ambiente era bueno, sobre todo por la aparente asiduidad de españoles. Es un sitio plagado de pantallas y ponen deportes de todos los tipos y países así que era el lugar ideal para seguir el Mundial, siempre que no nos tocara con Inglaterra, que ya sabemos como son los amigos británicos cuando combinan alcohol y “football”.

Como mi hermano estaba de viaje de negocios en Estados Unidos y coincidía que Irene había venido a verme, el primer partido (España 0 – Suiza 1), lo vi con ella y con Javi en la planta de abajo, en un pantallón de estos de tela con proyector. Como se puede comprobar, motivados pero no “disfrazados” al 100%. Aunque no se ve bien en la foto, llevaba una camiseta roja de Hawk, porque era lo que tenía a mano ese día, igual que Irene la suya “gualda” y Javi su gorro que nos agenciamos en la feria que hubo poco antes de comida española en Regent St. La bandera la tenía mi hermano en casa, comprada en Madrid.

Aquí es donde aparece mi parte favorita (y la de Javi) de la historia, EL RITUAL. Como su propio nombre indica, el ritual era una serie de pasos a seguir y requisitos fundamentales previa visualización de un partido. Lo fuimos refinando con el tiempo (y sin saberlo a veces) pero las bases son estas:

1. Equipación Ritual: Yo llevo la camiseta roja de Hawk, los pantalones cortos Dickies y los calcetines CK azules, sin gomina y con la bandera al cuello en vertical. Javi lleva la camiseta de la selección venida de España y su banderita al cuello en horizontal.

La equipación ritual

2. Pinturas Rituales: Yo le pinto la cara a Javi y luego el a mí con las pinturas rituales, aunque se estuvieran cayendo ya a trozos.

3. Cánticos Rituales: Cantamos el himno “abrazados” de izquierda a derecha: Rodri, Javi y yo y nos quedamos en esa configuración el resto del partido, animando cada dos por tres a toda la peña con cánticos y vítores clásicos, siempre con respeto y sin incluir insultos o menosprecios al rival (bueno, igual con Holanda si hubo algún que otro hijodep***)

Euforia tras pasar a la final

4. Localización Ritual: Lo vemos siempre en el mismo sitio y misma pantalla: arriba a la izquierda mirando hacia la calle (y pegados al ventilador, que Javi era el único con camiseta Clima-cool)

5. Influencia Externa Ritual: En todos los partidos tiene que haber un nuevo invitado especial:

1. España 0 – Suiza 1: Irene. Qué maravillas voy a contar de mi susodicha que no haya dicho ya (ver foto más arriba). Más adelante comprendí que habíamos perdido sin duda alguna por mi culpa: llevaba cresta, lo que rompía el ritual. Evidente…

2. España 2 – Honduras 0: Ed, el sudafricano, presentado por Javi y al cuál ambos le prometimos que le iríamos a ver a Johannesburgo si ganaba España allí, pero sólo a cambio de una visita suya a El Puerto.

3. Chile 1 – España 2: reincorporación de Rodri, y Daniela, la suiza, nueva amistad a través de CouchSurfing y que nos hizo de talismán contra la mala suerte aunque sólo fuera por la ironía. Portugal se podía ir preparando…

4. España 1 – Portugal 0 : Ramón, el portuense. ¿¡Pues no voy y me lo encuentro en el metro con la camiseta y resulta que el colega es vecino…?! (y su amigo que era muy majo también pero no recuerdo su nombre ahora mismo… ¿Jose?, sorry). Y Portugal se la llevó. ¡Ahhhhhh, se siente Cristiano! Aquí rompí el ritual con la camiseta negra, pero creo que nos salvamos por 2 cosas: uno, llevaba la roja de repuesto pa luego y dos, en palabras de Rodri: ¡¿Dónde estás Cerrenueveeeeeee, Cerrenueve dónde estáaaaaaaaas!? Aquí nació también el mini-ritual de torear taxis a la salida con la bandera por capote.

5. Paraguay 0 – España 1: Conchi RC, la azafata. Novia de un amigo de Javi y una tía de puta madre. Aquí la lié porque me puse otros pantalones y lo pasamos mal, pero que muy mal. Estabamos a punto de romper la maldición de cuartos y no pude contener las lágrimas cuando dependía de San Iker parar ese penalti ante el que, aunque sabía que era clarísimo, me desgañité con todas mis fuerzas y mi rabia contenida con un ensordecedor ¡¡¡¡¡ARBITROOOOOOO HIJODEPUTAAAAAAAAAAAAA!!!!!. Aquí llegó el mini-ritual de ir luego a un bar holandés en China-town a celebrarlo. ¿Quién nos lo iba a decir entonces?

6. Alemania 0 – España 1: María, antigua conocida de Granada y fan de The Feedback Noise/La Sortie y su “casera” Rosy/Rossi/Rosie (las de la derecha). La Roja en la final y Picadilly tomado por la masa imparable de españoles enajenados.

7. Holanda 0 – España 1: ¿Cómo no? Fernando, el piloto. Cómo nos iba a faltar ese espíritu Salamero, digo… futbolero. Y Vana, la griega. Compañera de piso de Javi y compatriota de S.M. la Reina Doña Sofía, presente en el Soccer City de Johannesburgo. Colaca interminable desde las 6 hora local para poder entrar. Javi que no llegaba, el ritual pendiendo de un hilo y aparición milagrosa in extremis a 10 segundos de comenzar el himno. Lloré mientras lo cantábamos. Ed se creía que me iba a dar un infarto y España que nos mataban a Xabi con esa patada propia del mismísimo Chuck Norris. Yo ya no sabía dónde meterme, si llorar o reír (lloré como una niña) cuando después de 117 minutos de agonía ¡Andresito nos dio la gloria!. Casi le parto a Javi la calandraca al caer sobre él por la que se lió en el bar, pero ya todo daba igual; España era campeona del mundo, volví a llorar cuando el capitán Iker Casillas levantó la copa y Londres se colapsó en cuanto el mamón de Webb tocó el silbato con 30 segundos de retraso sobre el añadido.

Éramos los putos Masters del Universo, los campeones del mundo y sólo había un lugar al que ir a celebrarlo en condiciones y restregárselo en todo el gepeto a alguien muy especial. Y no, no era a Maradona, ni a Sándor Puhl, ni al bebé quejica de Robben, ¡¡¡¡¡era al Almirante Nelson!!!!! ¡Y encima me encuentro a mi amiga, ex-compañera de resi y colega de profesión Mariu! (Perdón por las fotos oscuras, pero el iPhone no daba más de sí… que sólo es el 2G)

Llevábamos todo el torneo pasando por delante de la pastelería mirándola con antojo

¡Pa’berse matau!


Asín han sido las cozas y asín ze las abemo contado. Y así se las contaré a mis nietos.

P.D.: Esta entrada va dedicada a Javier Garrido Gómez, que es el único con el que he visto TODOS los partidos y mi compañero de RITUAL, cánticos y gilipolleces chanantes. Con mención especial a Irene que fue la primera invitada estrella y por esperarme solita en casa el día de Honduras.

Agradecimientos a todos los que han formado parte de esta experiencia:

– A los conocidos que nos apoyaban en los partidos y a los desconocidos que nos felicitaban por la calle tras cada victoria y nos gritaban “¡España, España!” sin importar de dónde fueran.

– A mis compañeros de trabajo, a los que he visto disfrutar y  sufrir (sobre todo a italianos, franceses y brasileños) y en especial a Björn que cuando le dije que si le haría ilusión que Alemania se vengara por la Eurocopa me dijo: “Espérate a que paséis de cuartos…” ¡PO’ TOMA! xD

– A los buenos perdedores, sobre todo los ingleses que ahora que les hemos vengado contra Alemania nos quieren mucho más y a los malos perdedores más, porque ¡qué gusto da descojonarse de Maradona y de Robben!

– A mi 6º sentido por hacerme cambiar el vuelo a casa dos días porque sabía que iba a ver a España ganar en Londres.

– A mi padre porque lo vio currando de guardia como un campeón y casi teniendo que atar a los cardíacos a la cama porque les daba igual sufrir una pechusquia si España se hacía campeona.

– Al pulpo Paul

– Y, por supuesto, a Obélix del Bosque, a la selección por cumplir nuestros sueños y a Iniesta por el gol y el detalle de Dani Jarque.

Y me despido con las palabras de Freddie:

We are the

CHAMPIONS

Anuncios

3 comentarios so far »

  1. 1

    MUCHAS GRACIAS ALBERTO, Recordaré este Mundial, dónde lo viví y con quiénes por siempre…y si no me acuerdo de algún detalle cuando sea viejo (Esperemos llegar a eso) volveré a leer esto con mi camiseta bordada donde se leerá “South Africa – London 2010” con su estrella incluida, de hecho pasa a mi lista de objetos de valor que daré en herencia (junto a la bandera con marcas de guerra, por supuesto). También fueron claves y parte del ritual los mensajes de mi padre al final de cada partido que rezaban “los siguientes”, a parte de otros pequeños rituales individuales que yo llevaba a cabo por mi mísmo.

  2. 2

    Nico LC said,

    Eres muy grande Alberto.
    Yo he tenido mis rituales tambien. Camiseta de la seleccion, mismos pantalones bombachos, las adidas stormtrooper, y calzoncillos naranjas y la bandera. Sin gomina tampoco. (En caso de que me tocara trabajar, casos del partido contra Chile y Paraguay simplemente me ponia los calzoncillos debajo del uniforme)
    Aqui en … See moreLyndhurst hemos sido poca pero suficiente representacion espa;ola, una media de entre 3 y 6 espa;oles por partido, pero el final siempre era el mismo toreando coches en la high street.
    La final, el pub al que siempre ibamos a verlo tiro la casa por la ventana por espa;a. Paella de marisco, conejo y pollo (que llevaba cebolla, GRAN FALLO) y Sangria echa por el menda (todo el mundo flipando y felicitandome).
    La unica espina que se me queda clavada es el no poder haberlo celebrado como se ha celebrado en Espa;a, Londres u otros lugares del mundo, ya que media hora despues de terminar el partido era el unico espa;ol que quedaba por las calles (las ni;as estaban cansadas y los otros eran muy viejos para seguir de fiesta), la borrachera con mis compadres ingleses fue igual o mejor que la que muchos se cogieron por ahi (ya veras pronto un video mio dando volteretas por Lyndurst).
    Somos la hostia y eso no nos lo quita nadie
    Un abrazo artista

    Pd: En dos semanas estoy en Londres de visita por dos dias para ver a dos amigas. Mandame un sms con tu telefono pa llamarte porque perdi tu numero…


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: